Otros locos maravillosos

1 de agosto de 2008

RETAZOS DE PAPEL

Cuando cogí el bolígrafo la mano me temblaba y ello resultaba tan absurdo como que un niño se negara a coger un caramelo. Sin embargo, allí estaba, frente al papel en blanco, tratando de plasmar en unas líneas el porqué de una vida entregada a todo lo subversivo. Jamás me temblaba la voz al proferir amenazas en nombre de la mafia rusa, ni al empuñar la pistola o quebrar huesos como advertencia de deudas por pagar; pero sí estaba acobardado ante la desnudez de una hoja blanca que me declarase culpable del crimen de mi propio padre. Ése que me inició en la vida, pero también en el turbulento mundo del que con mi confesión pretendía redimirme, haciendo ver al mundo la ingenuidad de la que un ser tan vil, repugnante y abyecto como él se aprovechó, cuando me aleccionó en su particular visión del honor y de los lazos de sangre.

2 comentarios:

  1. Por fin paso a comentarte.Disculpa la tardanza pero menuda racha de relatos publicados en apenas tiempo! :)
    Este sobre todo me resultaba especial por ser la frase con que me inicié en CC.
    Un relato,mejor dicho un minirelato (me encanta este estilo) intenso en donde se contraponen el blanco del papel con el oscuro pasado.La conciencia frente a la conveniencia.Una redención dificil llena de sangre.
    Muy bueno Sechat!

    Sigo con los otros textos.

    ResponderEliminar
  2. No sé si es conveniencia o egoísmo, en todo caso el protagonista se sobrepone como puede a la lucha interna que se desarrolla en su fuero interno. Gracias una vez más por leerme.

    ResponderEliminar

Éste es un rincón para todo el que quiera acercarse tímidamente a mis sueños y adentrarse en ellos, dando su parecer sobre su magia o lo que tienen de pesadilla. Tu opinión me importa, así que no dejes de decir qué te han hecho sentir, por favor. Tus comentarios, siempre serán bienvenidos.