Otros locos maravillosos

1 de octubre de 2008

MIGUEL DELIBES


Nació en Valladolid en 1920. Estudió Derecho y Comercio, fue catedrático de Derecho Mercantil y periodista. Dirigió el periódico El Norte de Castilla desde 1958 hasta 1963. Su primera incursión en la novela fue La sombra del ciprés es alargada (1947), que obtuvo el Premio Nadal.
En El camino (1950) narra el proceso que sufre un niño en el descubrimiento de la vida y de la experiencia ante la amenaza de dejar el campo y marchar a la ciudad.


En 1953 publicó Mi idolatrado hijo Sisí, Novela de tesis en la que aborda la vida de la burguesía provinciana en una ciudad que se parece a su Valladolid natal, así como la novela corta El Loco. Otras novelas son La hoja roja (1959), obra de contenido existencialista donde un fotógrafo rememora su vida al borde de la jubilación; Las ratas (1962), construida a partir de una sucesión de anécdotas autobiográficas en las que se evoca el ambiente rural de un pueblo castellano desaparecido y, sobre todo, Cinco horas con Mario (1966), considerada su obra maestra, largo monólogo de Carmen, una burguesa de derechas y mentalidad muy estrecha, ante el cadáver de Mario, profesor de instituto y de ideología izquierdista, por lo que pasó un buen tiempo en la cárcel, en la época de la dictadura franquista. Fuera de sus contenidos existenciales, la novela es una furiosa sátira de la mediocridad de las clases medias surgidas al amparo del desarrollo económico durante el franquismo.

En algunas de sus novelas trata sobre una de sus grandes aficiones: la caza, unidas por el personaje de un bedel de instituto aficionado a dicho deporte, personaje que después se transforma en un emigrante en tierras de Chile y en un jubilado. Estas novelas forman una trilogía compuesta por Diario de un cazador (1955), con el que obtuvo el Premio Nacional de Literatura, Diario de un emigrante (1958) y Diario de un jubilado (1996), y están escritas en el castizo y preciso lenguaje habitual del autor.
En 1969 publica una novela que se aparta de su temática habitual: Parábola del náufrago inspirada en los hechos de la primavera de Praga.
En 1974 fue elegido para formar parte de la Real Academia Española y ocupar el sillón "e" minúscula. En noviembre de 1974 murió su esposa Ángeles, dejando al escritor sumido en una depresión durante casi tres años, aunque poco después se publicó en 1975 su obra, ya terminada Las guerras de nuestros antepasados. En estas circunstancias tomó posesión como académico el 25 de mayo de 1975 y su discurso de ingreso versó sobre El sentido del progreso desde mi obra. Su siguiente publicación fue la novela El disputado voto del señor Cayo, (1978) y poco después se publicó su discurso de entrada en la Real Academia Española bajo el título Un mundo que agoniza (1979).
Siguió publicando Los santos inocentes (1982), donde noveliza la degradación de una familia rural explotada por los caciques del lugar. Ha sido llevada al cine por Mario Camus con gran éxito. Entre sus últimas producciones se encuentran Cartas de amor de un sexagenario voluptuoso (1983), 377A, Madera de héroe (1987), Señora de rojo sobre fondo gris (1991), donde está clara la evocación de la figura de su esposa y más recientemente El hereje (1998), una novela histórica sobre la persecución a los luteranos por parte de la Inquisición española en Valladolid durante el siglo XVI, que constituye un alegato en favor de la libertad religiosa y su autor la dedica a su ciudad, Valladolid. Con esta obra volvería a obtener el Premio Nacional de Literatura en 1999, esta vez en la modalidad de Narrativa.
Por otra parte, Miguel Delibes es autor de magníficos relatos breves como los incluidos en Siestas con viento sur (1957), que obtuvo el Premio Fastenrath o en Viejas historias de Castilla la Vieja.
En el año 2000, la Junta de Castilla y León propuso la candidatura de Miguel Delibes al Premio Nobel de Literatura, que obtuvo apoyo de numerosas entidades culturales e intelectuales españolas e internacionales.
El Consejo de Dirección de la SGAE (Sociedad General de Autores y Editores) propuso a la Academia Sueca los nombres de los escritores Miguel Delibes, Francisco Ayala y Ernesto Sábato como candidatos al Premio Nobel de Literatura de 2007.


Nota de Sechat: La información que figura en este post la he obtenido de la wikipedia.
He tenido la oportunidad de descubrir recientemente a este maravilloso autor y desde luego recomiendo leer cualquiera de sus estupendas novelas, siempre cortas pero muy sencillas y emotivas. Mi favorita, sin lugar a dudas es la de Señora de rojo sobre fondo gris. Considero que tenía que haberle homenajeado anteriormente, pero tengo por norma no hacerlo de autores que no haya leído. ¿Qué más puedo pedir? Un autor español actual, de renombre, premiado múltiples veces y que encima ama la caza (no lo digo porque a mí me guste, es algo que no apruebo) pero... Nunca me perdonaría no haberle incluido en mi lista de homenajeados en este bolg que lleva por nombre: "Cazadores de palabras". Por cierto quien quiera saber más de él, puede obtener información adicional en un sitio web habilitado por el periódico EL NORTE DE CASTILLA.

2 comentarios:

  1. El mejor homenaje que se le puede hacer a un autor es el de leer sus obras y transmitir de boca en boca tu opinión sobre las mismas. Ya lo venías haciendo y con este acto lo bordas, Sechat. Que se enteren bien aquéllos que piensan que es un autor ya superado. No saben lo que dicen. En Señora de rojo sobre fondo gris, es el propio Delibes el que expresa sus sentimientos más profundo después de la muerte de su mujer, ocurrida poco antes. Has escogido bien tu favorita, Sechat.

    ResponderEliminar
  2. Todavía no sé muy bien cómo he llegado a este blog, jejeje.

    Pero he visto esta entrada de Miguel Delibes y he tenido que "dejar mi estela".

    Le tengo un cariño especial a Delibes porque el primer libro "serio" que leí fue uno que mandaron en el Colegio.
    Sólo por el nombre, la portada y demás, pensé que no me iba a gustar.

    Pero cuando empezé a leer la historia de Daniel el Mochuelo, me quedé perplejo. Me encantó.

    Así que gracias a Delibes (y a la profesora que nos mandó "El Camino") se me hizo más fácil el convertirme en lector.

    Recomiendo a todo el mundo que lea sus obras.

    Un saludo y enhorabuena por el blog.

    ResponderEliminar

Éste es un rincón para todo el que quiera acercarse tímidamente a mis sueños y adentrarse en ellos, dando su parecer sobre su magia o lo que tienen de pesadilla. Tu opinión me importa, así que no dejes de decir qué te han hecho sentir, por favor. Tus comentarios, siempre serán bienvenidos.