Otros locos maravillosos

24 de julio de 2010

Celos absurdos




"La montaña repitió  tu nombre infinidad de veces, mientras que yo sólo lo hice una", te recriminé celosa.

4 comentarios:

  1. ¿Absurdos? De eso nada. Seguro que tiene algo con esa fresca de la montaña.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, no sé si ha pillado la esencia de lo que quería dar a entender... Quien repetía su nombre era el eco. No quería dejarlo tan a las claras (en el título ni en el texto) y bueno... igual no queda tan claro como yo pretendía. Un besazo Perikiyo.

    ResponderEliminar
  3. Sí quedaba claro :)

    (Pero los celos siempre son absurdos, no sólo cuando son de las montañas).

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Eso es verdad, Juanma. Pero la situación a mi parecer es el culmen de la idiotez y de los celos infundados. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Éste es un rincón para todo el que quiera acercarse tímidamente a mis sueños y adentrarse en ellos, dando su parecer sobre su magia o lo que tienen de pesadilla. Tu opinión me importa, así que no dejes de decir qué te han hecho sentir, por favor. Tus comentarios, siempre serán bienvenidos.