Otros locos maravillosos

12 de agosto de 2010

HISTORIAS EN UNA LÍNEA

El dolor de cabeza había regresado y con él mi falta de paz interior.

Nota: entrada programada, para no dejar tan soso este sitio durante mis vacaciones.

2 comentarios:

  1. A mí me suele pasar al revés: es la falta de paz interior la que trae de vuelta mi dolor de cabeza...

    Besos (cortitos).

    ResponderEliminar
  2. He ahí la contradicción: lo habitual es precisamente la falta de paz interior ;). Era una especie de juego de palabras.

    Besos.

    ResponderEliminar

Éste es un rincón para todo el que quiera acercarse tímidamente a mis sueños y adentrarse en ellos, dando su parecer sobre su magia o lo que tienen de pesadilla. Tu opinión me importa, así que no dejes de decir qué te han hecho sentir, por favor. Tus comentarios, siempre serán bienvenidos.