Otros locos maravillosos

18 de agosto de 2010

La sinceridad si llega tarde, siempre duele

 Dedicado a...
 
Estaba perdida y me encontraste. Te perdí y no tuve la habilidad de recuperarte. Me arrepiento cada día de ello, pero me falta valor para decírtelo. Las palabras me hacen sombra, cuando quiero sincerarme contigo y no encuentro mejor alternativa que hacerlo frente a la fría pantalla del ordenador; así engaño a mi conciencia y logro dar cuerda por unas horas más a mi corazón en fase terminal.

6 comentarios:

  1. Sí, es un churro, pero necesitaba descargar mi alma. Un besote.

    ResponderEliminar
  2. muchas veces,nos pasa tal y como dices,pero siempre hay que soltar las cosas a la persona en cuestion antes de que sea demasiado tarde y te arrepientas;)
    me gusto
    besos

    ResponderEliminar
  3. ¡Gracias por la visita! No entraba en mis quinielas de verdad y mucho menos esperaba que te pudiera gustar. Un besazo.

    ResponderEliminar
  4. Nada de churro... Me he visto (pavorosamente) reflejado.

    (Aunque no llegue tarde, también duele).

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  5. JuanMa: ¡Vaya desastres que estamos hechos los dos! O espabilamos o nos va a ir muy mal...

    Besotes.

    ResponderEliminar
  6. Ojalá tú espabiles (yo ya me voy dando por perdido...).

    Besos perdidos.

    ResponderEliminar

Éste es un rincón para todo el que quiera acercarse tímidamente a mis sueños y adentrarse en ellos, dando su parecer sobre su magia o lo que tienen de pesadilla. Tu opinión me importa, así que no dejes de decir qué te han hecho sentir, por favor. Tus comentarios, siempre serán bienvenidos.