Otros locos maravillosos

8 de enero de 2011

MI TESORO DE CASTILLA

Hacía tiempo que estaba buscando salida a los maravillosos recuerdos que tengo del pueblo de mi madre, la tierra que más adoro en este mundo, y por fin ha salido algo que a mí me llena. Quería compartirlo con vosotros y aprovecho a dedicárselo a mi familia y amigos (sobre todo a los que tenemos la suerte de haber pisado aquellas tierras de Castilla alguna vez). Un besazo a todos.




Eres más Mi Castilla, 
Mi Palencia, 
Mi Fresno, 
Mi tesoro
que yo el corazón 
del que sólo te habita en verano.

Al aire que me da sustento
renuncio con alegría
si la acidez del limón 
que se rebela en mi garganta
(el resto del año), 
cuando estoy lejos de ti, 
se disipara en  el agua de mi saliva
y volvieran:
a mis ojos...
la luz de tus campos;
a mis pulmones...
la brisa de tu aire
libre de las asperezas 
de la ciudad industrial;
a mis labios...
el rojo de tus amapolas;
a mis pies...
el placer de ensuciarse 
en el polvo del sendero;
a mi espíritu...
 la diáfana tranquilidad
de saberme en el paraíso;
a mis oídos...
el repique de la campana
llamando a acienda
y en respuesta a ese tono 
de la pequeña iglesia
el suave mugir de las vacas
atravesando calles y callejas
hasta pacer junto al río.
A mis letras... 
¡Qué no les harías tú a mis letras?

Eres más mía, más mío, 
querida tierra, 
querido pueblo,
cuanto más te anhela mi recuerdo
y más ausente parezco 
 de tu embelesamiento;
pues ni el frío,
ni el viento,
ni la nieve,
ni la lluvia,
ni la ausencia de mar
te arrebatan hermosura 
o envilecen tu pureza
 o estorban en mi corazón
por tu furia invernal.
¡Ay de mis letras!
Contigo...
en ti...
¿Qué no haría yo con mis letras?

6 comentarios:

  1. Y a tu corazón los latidos de una tierra que se niega a perder sus señas, sus esencias que no borran los caminos olvidados.
    No lejos de allí, en Guardo, pero no en el destino sino a lo largo del viaje, pude ser testigo de aquello que tus versos expresan, una tierra de letras vivas.

    Gracias por compartirlas, un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. ¡Jo, Carlos! ¿Conoces Guardo? Mi pueblo está a 12 km de allí. Besotes.

    Lo siento estoy un poco sentimental y me he emocionado.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  3. Mi padre estuvo allí en una planta quimica durante unos cursos y al bajar recuerdo :) que preguntaba ¿Panes? y respondíamos "PotesGuardo!" La ruta tenía migas pero en aquel 131 era una de mis mejores aventuras, sería genial poder volver a recorrerla.

    Un beso y de nuevo gracias por compartir con nosotros momentos con tan entrañables

    ResponderEliminar
  4. que bonito homenaje...¡
    castilla debe sentirse orgullosa de algo salido del corazon...


    un abrazo-...
    -)

    ResponderEliminar
  5. Gracias Firenze. La verdad es que me siento en deuda con aquellas tierras y sus gentes. Un besazo.

    ResponderEliminar
  6. Hola! Voluntad tenía toda par leeros y poerme al día pero un inoportuno congestión me hace dificil estar ante la pantalla,espero ya mañana hacerlo, escalofriante el instante de los pájaros, un abrazo!

    ResponderEliminar

Éste es un rincón para todo el que quiera acercarse tímidamente a mis sueños y adentrarse en ellos, dando su parecer sobre su magia o lo que tienen de pesadilla. Tu opinión me importa, así que no dejes de decir qué te han hecho sentir, por favor. Tus comentarios, siempre serán bienvenidos.