Otros locos maravillosos

24 de diciembre de 2012

POSTAL NAVIDEÑA ATÍPICA

Se me nota que carezco de espíritu navideño, me temo je, je.

"He ejercido muchas profesiones a lo largo de mi vida" (Frase para El Cuentacuentos de Utopiadesuenyos)


He ejercido muchas profesiones a lo largo de mi vida, pero ninguna tan frustrante como la de ser ayudante de Papá Nöel. Estoy harto de ese barrigudo vestido con su ridículo traje rojo y blanco. Odio tener que darle masajes en la espalda y prepararle un baño de agua caliente cada noche. Tampoco me gustan sus renos, sospecho que en cuanto se muera el viejo, acabarán por darme una dentellada en la yugular y me desangraré lentamente en medio de ninguna parte. Lo he leído en esos enormes ojos saltones que tienen todos. 
Necesito deshacerme de ellos cuanto antes. Quizá no sea mala idea serrar sus cuernos y evitar con ello molestos zarandeos o cornadas.
Cuando pienso en lo fácil que resultó conseguir el trabajo, en plena crisis global, comprendo pasmado, que una vez más alguien se está aprovechando de mi buena fe. Después de meses en paro, uno se aferra a lo primero que salga, casi sin pensarlo. Sonaba todo tan estupendo, que por fin creí que habían descubierto mi valía. "Un puesto para toda la vida", prometían desde la televisión. Me sorprendió descubrir a tanta gente en la sala de espera para hacer la entrevista, pero lo achaqué a la necesidad apremiante de los españoles en paro, por conseguir un sueldo digno. Yo, tan solo, era uno más. La verdad es que tras la entrevista, no confiaba en que me llamasen, pero lo hicieron. Ahora mismo, con todo lo que sé y lo que he vivido en este recóndito lugar de Laponia, no sé si enorgullecerme por mi triunfo o autocompadecerme.
Me encantaría poder pregonar a los cuatro vientos que, Papá Noel no es el hombre amable que finge ser. Su barriga ni siquiera es de relleno y el "saludable" color rosado de sus mejillas no se debe en absoluto al frío de estas tierras, sino a su afición al vodka; no me extrañaría que sufriera sífilis, porque es mujeriego como el más, y no se junta precisamente con mujeres de buena reputación. Es vulgar y grotesco: eructa y se tira pedos constantemente, abusa de la comida.
Seguro que los niños de medio mundo se unirían a esos violentos renos para acabar con mi vida si conocieran lo que opino de él, pero seré más discreto que todo eso.
Mi plan es cambiar los regalos, en algunas ocasiones, en otros casos, aunque cada cual recibirá su esperado paquete, descubrirá consternado que su querido juguete está roto o incompleto. ¡Será divertido ver la decepción en sus caras! Lo mejor de todo es que al viejo le lloverán las críticas y lo relegarán de su puesto.
Aprovecharé el momento para defenderle ante la adversidad, y me ganaré su confianza. No sé si lograré convencerle para que me nombre sucesor, y la verdad, tampoco sé si me apetece serlo, por muy generoso que sea el sueldo y tenga la garantía de tenerlo de por vida. Me conformo con saber que me habré vengado de sus vejaciones.

Te invito a que pasees por las letras de mi otro blog: www.cuentosrecienhorneados.blogspot.com

20 comentarios:

  1. Tiempos ha que no te leía pero tiempos ha que no escribías :-)

    Y que bien vas encajando las piezas que esta dichosa crisis genera, desde cierta mención a Laponia, con el paro, al abuso patronal, la picaresca y sobre todo las victimas, los niños.
    Un trabajo ha llegado a convertirse en el mejor regalo que pueden darnos, pero lo típico está siendo quitarnoslo.

    ¡Un abrazo enorme y zorionak!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Zorionak baita zuri ere! Lo mejor de la vuelta no es que le lean a uno, sino leeros a vosotros y adentrarse en vuestros mundos paralelos y querer u odiar a vuestros personajes. ¡Cómo lo echaba de menos!

      Eliminar
  2. Uy! espero que los niños no te lean jaja, pero en el fondo lleva una historia de mucha gente que sufre algo parecido con sus jefes en el día a día... No sé como acabará todo.

    un beso y un placer volverte a leer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Había que romper un mito como Papá Nöel sí o sí, y a la vez tenía que sacar a colación lo de la crisis de alguna manera :)

      El placer es mío.

      Eliminar
  3. Jajaja buenísimo!!! me ha recordado un poco a la película del Grinch, pobres los niños que reciban los regalos rotos!! Pero hay que reconocer que el plan está muy bien pensado.

    ¡Feliz Navidad! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra saber que te has reído. Tengo pendiente por ver esa peli, Sara, así que no me la destripes je, je. ;) ¡Felices fiestas!

      Eliminar
  4. No voy a ser yo quien defienda a Papa Noel pero espero que no le caiga ninguno de los rotos al mio, jejeje. Ha sido un rato divertido de lectura.

    Un abrazo y ¡felices fiestas!

    Nos leemos cuentacuentos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Abunda el Papa Noel benévolo, complaciente y tierno con los niños, así que no temas je, je.
      ¡Felices fiestas!

      Eliminar
  5. Menudo personaje el Papá Noel este. Si es que tantos años haciendo lo mismo tienen que terminar por quemar al más trabajador del mundo jaja
    Me ha divertido mucho el relato, la descripción de Papá Noel sobre todo. Gracias por este "contrapunto" navideño. Se agradece después de tanto empacho en televisión y demás...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por leerme Manuel. La verdad es que llevo colapsada con las navidades desde que vi el primer árbol navideño en la calle. Allá por principios de noviembre. ¡Puff!
      Si miro fijamente las entrañables imágenes navideñas de Papa Nóel me cae hasta bien, pero había que ser un poco cruel je, je.
      ¡Felices fiestas!

      Eliminar
  6. Pero que nos pasa a todos estas fechas que nos volvemos unos irreverentes? Jajaja... Impresionante la acidez de tu relato y bien plasmada esa frustración del trabajador explotado... Ciertamente somos capaces de ver una botella de vodka donde sólo hay un vasito.... Te digo ya que los reyes magos se alegrarán mucho de conocer el lamentable estado de su competidor... Miedo me das como te de por ellos!
    Feliz año nuevo cuentacuentos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Irreverente... he perdido ya la cuenta de las veces que me han llamado eso este año je, je. Descuida, por cierto, que prometo respetar a los Reyes Magos. Soy fan de ellos ;)
      ¡FELICES FIESTAS!
      P.D.: llevo tratando de rectificar la b por la v en vodka y desde el móvil no me deja. Ayer ya lo intenté y tampoco. Hasta que no me conecte con el portátil...

      Eliminar
  7. Me ha dejado un poquitin triste este relato, más que nada por la consternación y la rabia del protagonista. La realidad es que mucha gente está sufriendo vejaciones y abusos por parte de sus jefes y no lo denuncian porque no están los tiempos como para perder un trabajo... Eso sí, yo estoy del lado de los renos!! jajajaja. Muack.

    Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quería sorprender y como dicen más arriba escandalizar siendo irreverente. Un secreto entre tú y yo: no tengo nada contra los renos. ^^

      Eliminar
  8. Jajajajajajajajajajajajajajajaja!!!! pero que grande!!! Papá Noel tirandose pedos XD ¿por qué no? claro que nunca me lo hubiera imaginado así con la imagen de tan buena gente que tiene y tampoco me extraña que se de a la bebida con el frío que debe pasar por Laponia! muy entretenido me ha gustado mucho
    bessos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra comprobar que te ha resultado divertido. Con eso me basta Wannea. Muuuuuchas gracias por comentarme.

      Eliminar
  9. Mira que me gusta poco la Navidad pero nunca me hubiera puesto así con Papà Noel jaja. Me ha gustado. También muy diferente a lo que venía siendo esta frase.

    besos y Feliz Año!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que cada vez somos más los que aborrecemos esas fiestas. Brindo por unos y por otros je, je.

      Eliminar
  10. ¡Je,je! Qué bueno. Me has hecho reírme y todo xD Cómo le pones.

    Bueno, a mí no me disgusta ese Papa Noel, es cierto que lo creó Coca-cola... pero, sí que existió una persona de verdad, que iba dando regalos a los pobres, por una zona nórdica, por el norte o no sé... Él fue el verdadero papá Noel, una persona como tú y yo... sin renos... pero, bueno, la fantasía de los niños... A mí me gustan estas fechas :)

    Un saludín :)

    Por cierto, cuántas novelas! La de Víctor Hugo, también la he visto recomendada en alguna parte. Debe de estar super bien :)

    ResponderEliminar
  11. Esther si te has reído el relato ha merecido ser colgado por aquí, pues ésa era una de mis pretensiones. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Éste es un rincón para todo el que quiera acercarse tímidamente a mis sueños y adentrarse en ellos, dando su parecer sobre su magia o lo que tienen de pesadilla. Tu opinión me importa, así que no dejes de decir qué te han hecho sentir, por favor. Tus comentarios, siempre serán bienvenidos.