Otros locos maravillosos

30 de enero de 2010

ESPERANZA

Te mueves contracorriente
y traes contigo los pastos
de la más verde alegría
y la tensión se calma
con tu fino guante blanco
de Robin Hood desarmado
que trafica con la vida,
con tu nívea manopla
de ladrona de llantos
e ilusiones albinas.


Ave mensajera de paz
para el ánimo hundido
en la miseria del barro
de la desdicha o del negro
pesimismo. Siempre joven,
risueña y optimista,
joya color esmeralda
ponen todos los pintores
en tus ojos y sonrisa.
Y cuando desapareces
de escena… la persona
 que te alquila sus pesares
ya nunca será la misma.

7 comentarios:

  1. Es un poema de vida y alegría. De emoción por las personas rescatadas últimamente en Haití cuando ya no se esperaban más milagros. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. creo que desde que dijiste que ya no ibas a escribir, me gustan mas tus escritos... me encanto...

    ResponderEliminar
  3. Gran fondo; mejor forma. Suerte para nosotros que al fin te decidiste a descubrir tu gran alacena de versos.

    Besos, Sechat.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo31/1/10 7:29

    Me agrada ver que has vuelto con fuerzas renovadas y que no ha sido muy larga la usencia.
    Me gusta la poética vuelta.
    Espero que hayan muchos más escritos.
    Besos desde Fuenla

    ResponderEliminar
  5. Tereza: gracias de corazón. Siempre escribí en verso hasta que me bloqueé y comencé de nuevo a escribir en forma de relato gracias a El Cuentacuentos. Ahora retomo mis comienzos, supongo que mi estado de ánimo general contribuye a ello. Gracias, guapa. Te leo.

    Onminayas: Gracias. No sé si continuaré así mucho tiempo, simplemente necesitaba reconducir mis sentimientos y darles forma. Un abrazo. Te leo.

    Mo: No es una vuelta definitiva, ni siquiera sé si es una vuelta. Simplemente necesito expresarme y la mejor manera que encuentro para ello es con los poemas. Me alegra saber que os gustan. Un besazo a los dos. Os quiero un montón.

    ResponderEliminar
  6. Verde y morá pintó Picasso su esperanza de paz :)
    Verde es la tierra euskera y negro el hierro que forjan sus manos, morá es la pasión con que brotan las palabras. Esperanza, crudeza y ternura conforman un poema solidario que no deja sin voz a quienes no tienen nada.

    ¡Un abrazo y felicidades por el nuevo escenario del blog!

    *Tus relatos no dejes que se queden olvidados porque a buen seguro que siguen escribiéndose dentro de ti.

    ResponderEliminar
  7. Carlos:
    Gracias tus palabras de colores adornan más aún los versos que yo he coloreado. Muchísimas gracias.

    En cuanto a los relatos, decirte que ahora mismo sólo me apetece escribir en verso. La prosa la he dejado relegada en un segundo plano, aunque no sé por cuánto tiempo. Besos.

    ResponderEliminar

Éste es un rincón para todo el que quiera acercarse tímidamente a mis sueños y adentrarse en ellos, dando su parecer sobre su magia o lo que tienen de pesadilla. Tu opinión me importa, así que no dejes de decir qué te han hecho sentir, por favor. Tus comentarios, siempre serán bienvenidos.