Otros locos maravillosos

30 de marzo de 2010

CUENTOS PARA ADULTOS

Anteayer, domingo 28 de marzo, por fin cumplí uno de mis sueños: volver a disfrutar en directo de un espectáculo de Cuentacuentos. Hacía muchos años que asistí por primera vez a uno con el euskaltegi y aquella experiencia me dejó tan gratos recuerdos, que no dejaba de repetirme una y otra vez que quería volver a escuchar las narraciones de un cuentista como aquél, pues lo de serlo yo, me queda muy lejos.

En esta ocasión el título era: "¡Vete al diablo! Cuentos de demonios, tontos y otros seres ingenuos" así que la cosa prometía. El diablo siempre me ha parecido un personaje interesante, y los dos cuentistas dejaron patente que el pobrecillo no siempre se sale con la suya y que no siempre es tan malo como lo pintan.

Acudimos con antelación mis amigas y yo a la sala Bilborock en el Muelle de la Merced, (Bilbao) pues las entradas comenzaban a venderse media hora antes de comenzar la divertida sesión. No hubo lleno en el patio de butacas, aunque casi. Pero si hubiéseis sabido lo que allí disfrutamos seguro que envidiaríais nuestra experiencia. 

Hubo diversión, picardía, música (con instrumentos antiguos como el rabel y la zanfona fabricados por las propias manos del músico que amenizó la velada, y que de vez en cuando interpretaba a alguno de los personajes de los cuentos que se nos estaban contando). La música fue quizá una de las cosas que más me gustó: ayudaba a viajar a la Edad Media con su sonido y aportar un aire aún más mágico a lo que sucedía en escena. Un episodio inolvidable que pienso repetir tan pronto como me sea posible. Nunca 4 € cundieron tanto, pues además de las divertidas historias en que casi siempre salían malparados el demonio o la muerte , pudimos disfrutar de romances cantados (en castellano antiguo) y una impresionante demostración de música de percusión (inevitable emular el paralelismo con Mayumaná) tan sólo con las manos y una mesa de madera, esto último a mí dejó sin palabras. Todo un lujo para los sentidos, una forma de abrir las puertas al niño que todos tenemos dentro y liberarlo en cada carcajada o bailando con la sugerente melodía de fondo.

Me consta que Carles García, el narrador principal y sus compañeros (todos ellos riojanos) harán parada en muchas ciudades españolas, así que no os olvidéis de este título: "¡Vete al diablo! Cuentos de demonios, tontos y otros seres ingenuos", pues seguro que os alegran la tarde. Los organizadores: www.alaluzdelasvelas.com acertaron de pleno, a mi juicio, convocando a los dos cuentistas y al singular secundario.

La tradición oral merece todo nuestro respeto y admiración y los cuentos no deberían estar relegados sólo para los niños. ¿Queréis poner cuentos en vuestra vida? No dejéis de leer, ni de escribir, pero tampoco permitais que la pereza u otras excusas os priven de asistir a una sesión de cuentos de vez en cuando.

4 comentarios:

  1. hace muchisimo que no voy... y me están entrando ganas! ;)

    ResponderEliminar
  2. Cuentas una maravillosa aventura, la música, aun retumba en mi la percusión cuan truenos en lúgubres noches medievales, las manos, tus manos casi que pueden verse trazando el contorno del momento vivido mientras tu voz se escucha mientras escribes y compartes ese tiempo detenido.
    Dices que estás lejos de ser uno de ellos, y esa distancia desaparece en cuanto sientes lo que es contar un cuento.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Sara: ¿Has acudido a muchos? Es una experiencia alucinante, ¿a que sí? Un besazo.

    ResponderEliminar
  4. Carlos:
    Un abrazo a ti, por estar permanentemente al otro lado y dibujando sonrisas con tus agradables palabras.

    De corazón, si puedes, regálate una sesión de cuentacuentos. Un besote.

    ResponderEliminar

Éste es un rincón para todo el que quiera acercarse tímidamente a mis sueños y adentrarse en ellos, dando su parecer sobre su magia o lo que tienen de pesadilla. Tu opinión me importa, así que no dejes de decir qué te han hecho sentir, por favor. Tus comentarios, siempre serán bienvenidos.