Otros locos maravillosos

2 de octubre de 2011

CUANDO ARRIBO A TUS ORILLAS... AMOR CON MAYÚSCULAS

Me pongo en peligro
cada vez que arribo a tus orillas.
Mi corazón escurre lágrimas rojas
que navegan por mis venas.

Tu sabor dulce me amarga,
sala mis pensamientos y mi vida.
Al otro lado de mi cuerpo
y de mis entrañas,
está el delta de tu figura,
hecha carne y fuego,
rosa y sangre.

Y las corrientes me arrastran
hasta ti...
siempre hacia tus rocas y ensenadas
 tan tiernas como afiladas.

Mi varadero, 
mi puerto, 
mi norte,
mi frontera
y nuestra meta...
Amor con mayúsculas.


Te invito a que pasees por las letras de mi otro blog: www.cuentosrecienhorneados.blogspot.com

4 comentarios:

  1. Bueno, en fin... espero que me perdonéis estos versos tan peculiares. Baste deciros que estaba escuchando hace unos instantes un documental sobre el Delta del Ebro je, je.

    P.D.: el próximo poema hablará de lagunas ;)

    ResponderEliminar
  2. Esa manera de ponerse en peligro es una delicia, no conozco otra mejor, aunque duela a veces.
    El delta te ha quedado ni que bordado jajaja

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Ananda, eres muy generosa ja, ja. ;)

    Besotes.

    ResponderEliminar

Éste es un rincón para todo el que quiera acercarse tímidamente a mis sueños y adentrarse en ellos, dando su parecer sobre su magia o lo que tienen de pesadilla. Tu opinión me importa, así que no dejes de decir qué te han hecho sentir, por favor. Tus comentarios, siempre serán bienvenidos.