¿VERGÜENZA DE ESTIRPE?

--Mamá… He decidido por fin qué quiero ser de mayor.
-- Me alegro, ¿y qué quieres ser de mayor, cariño?—se interesa la madre.
--¡Hormiga!—grita ufana la pequeña cigarra.
--Seguro que ya han estado engañándoos con su palabrería los del sindicato de Hormigas—responde la madre airada—Te tengo dicho que lo de “La cigarra y la hormiga” es sólo un cuento para asustar a las cigarritas malas.

4 comentarios:

  1. Si es que al final unos se llevan la fama... y ya sabes lo que pasa! ;) De vuelta al mundo de los cuentos, un poco triste por el descanso temporal de El Cuentacuentos, pero muy contenta por volver a leeros. Un fuerte abrazo :)

    ResponderEliminar
  2. Emma Grandes,

    no te inquietes porque seguro que El Cuentacuentos está a punto de regresar con más fuerza que nunca. Un besazo.

    Me alegra tenerte por aquí de nuevo.

    ResponderEliminar
  3. Maat,

    Gracias, guapa, tenía ganas de hacer algo cortito. A ver si esa sequía que amenazaba mis blogs en los últimos tiempos, acaba desapareciendo definitivamente.

    Un besazo.

    ResponderEliminar

Éste es un rincón para todo el que quiera acercarse tímidamente a mis sueños y adentrarse en ellos, dando su parecer sobre su magia o lo que tienen de pesadilla. Tu opinión me importa, así que no dejes de comentar qué te han hecho sentir, por favor. Tus palabras siempre serán bien recibidas. Y, no tengas miedo, no haré un uso indebido de los datos que facilitas al comentar. Por el hecho de estar aquí, ya cuentas con todo mi respeto y agradecimiento.